Cirugía de la órbita 

 

La cirugía de la órbita del ojo, se encarga, fundamentalmente, de la extirpación de tumores malignos o benignos, dentro de la cavidad orbitaria. Éstos producen la salida del ojo y suelen poner en peligro la visión y, en algunos casos, la vida del paciente. Igualmente, esta cirugía se encarga del tratamiento de las fracturas en las paredes de la órbita del ojo, así como la corrección de la oftalmopatía tiroidea u ojos que pueden, incluso, a llegar a salirse de la órbita.

Este tipo de cirugía atiende, igualmente a aspectos más relacionados con la cirugía estética como pueden ser los problemas de malposición de los párpados, el exceso de lagrimeo y otros.